Ejemplos de adverbios

Los adverbios son un tipo de palabras que generalmente acompañan a los verbos, aunque también pueden ir de la mano de los adjetivos o de adverbios. Estas palabras tienen la particularidad de que son invariables, es decir no poseen ni género ni número.

En múltiples casos estas palabras se forman a partir de adjetivos a los que se le agrega “mente”. A continuación brindaremos una serie de ejemplos de adverbios y como emplearlos en oraciones.

Ejemplos de adverbios

Adverbios de tiempo

Los adverbios de este tipo expresan el tiempo en el que transcurre la acción del verbo. Por ejemplo luego, hoy, mañana, pasado, siempre, nunca, entonces, pronto, tarde, temprano, jamás.

Luego de almorzar iremos a caminar.
Hoy es el día perfecto para empezar.
Mañana te espero para estudiar.
Pasado nos vemos en el cine.
Siempre te recordaré.

Adverbios de lugar

Este tipo de adverbios se emplean para indicar dónde se realiza la acción que expresa el verbo. Por ejemplo allí, alrededor, dónde, dentro, arriba, detrás.

Allí estaremos esperando.
Alrededor de la casa había pastos altos.
Dentro del galpón lo puedes encontrar.
Arriba de la mesa están las llaves.
Detrás de los libros está la plata.

Adverbios de cantidad

Tal como su nombre lo indica brindan datos de la cantidad que se relaciona con la acción. Por ejemplo mitad, menos, parte, poco, mucho, más, cuánto.

Encontramos un libro a la mitad del camino.
Menos la pizza el resto lo comimos todo.
A parte de los hermanos estaban los padres de ella.
Estábamos a poco tiempo de empezar la escuela.
Mientras más corría más libre me sentía.

Adverbios de modo

Este tipo indica la forma en que se realiza la acción. Por ejemplo fuerte, despacio, lento, bien, así, mal.

Apretó fuerte la canilla.
Despacio su cintura se amoldó a la mía.
Era lento para cambiarse.
Hacía todas las tareas mal.

Adverbios de afirmación

Este tipo da razón de una acción cierta. Por ejemplo seguro, real, exacto, sí.

Era seguro de lo que hacía.
Entonces nuestro amor era real.
El cálculo fue exacto.
, es así como él dice.

Adverbios de negación

A diferencia del tipo anterior indican la negación de una acción determinada. Por ejemplo nunca, jamás, negativo, no

Nunca entenderás como me siento.
Jamás voy a comprender tus motivos.
Es negativo el resultado del análisis.
No puedo entender los motivos.

Adverbios de duda

Este tipo de palabras indican duda en relación a la acción. Por ejemplo quizá, tal vez, acaso.

Quizá sea cierto lo que nos dijo Juan.
Tal vez encontremos la paz en otra dimensión.
Acaso será posible una reconciliación.

Adverbios comparativos

Tal como su nombre lo indica se emplean para señalar una comparación. Por ejemplo mejor que, tal como, peor que, menos que.

Mejor que mi prima es mi hermana.
Tal como lo dijo el anciano sucedieron las cosas.
Peor que cuando fuimos a caminar estuvo el tiempo.
A menos que repita de curso terminaré en este colegio.

Adverbios de orden

Este tipo de palabras se emplean para indicar un orden de las acciones. Por ejemplos primero, posteriormente, anteriormente.

Primero pasaré por casa y luego te buscaré.
Posteriormente llevaré a Rocío al jardín.
Anteriormente estaba ubicado en este lugar un negocio de ropa