Ejemplos de oraciones unimembres

Las oraciones unimembres son un tipo especial de oraciones que posee un sentido completo al igual que lo hemos visto en los otros casos. Para este tipo de oraciones se nos pueden presentar dos subtipos concretos, por un lado las oraciones unimembres sin verbo (que están formadas por aquellas frases sin verbo, usualmente cortas) y por otro lado nos encontramos con aquellas oraciones que poseen verbo pero no sujeto (porque emplean verbos impersonales).

La principal característica de estas oraciones es que no poseen un sujeto ni un predicado, tan solo enuncian algo. A continuación brindaremos una serie de ejemplos de oraciones de este tipo.

Ejemplos de oraciones unimembres

  • El día soleado
  • El amanecer nublado
  • La niña feliz
  • El niño furioso
  • El auto rojo y verde
  • La sonrisa alocada
  • El caminar seguro
  • El oso tierno
  • El perro pequeño
  • La lombriz solitaria
  • La mesa redonda
  • El hoyo del patio
  • La anciana solitaria
  • El aprendiz del maestro
  • La plantación de arbustos verdes
  • Hércules el fuerte
  • La damisela encantada
  • El cartón corrugado
  • El anochecer sombrío
  • El día de invierno
  • El abrigo polar
  • El frío del invierno
  • La razón del corazón
  • La mentira de la injusticia
  • El justificativo del mentiroso
  • La cruz de San Benito
  • El defensor del pueblo
  • El recuerdo de los buenos tiempos
  • ¡Felicidades!
  • ¡Felicitaciones!
  • ¡Auxilio!
  • La herencia de los abuelos
  • La alfombra más valorada
  • El retrato de los años más benévolos
  • La traición del emperador
  • Cada día que pasa
  • La razón del existir
  • La mentira traicionera
  • La falsa amistad
  • La hipocresía arraigada
  • La fealdad de algunos
  • La impunidad de todos los tiempos
  • La araña galponera
  • El corazón de oro
  • La necesidad de siempre
  • El recuerdo de aquellos tiempos
  • La niñez descuidada
  • La sonrisa opaca
  • El peligro de la lujuria
  • El menudeo del mercado
  • La existencia de bichos
  • El reconocimiento de algunos
  • La silla cómoda
  • El sillón acomodado estratégica mente
  • El camino sin fin
  • La cama suave para dormir
  • Los bichos ruidosos y molestos
  • El paisaje serrano
  • El paisaje montañoso
  • El paseo del vértigo
  • El recorrido de los puentes
  • El recorrido de las estancias jesuíticas
  • Cada mes más flojo
  • Una pala de tierra más al balde
  • Un pensamiento recurrente
  • La razón de mi partir
  • El sentimiento de impotencia
  • El comentario poco atinado
  • El caminar raro
  • El canguro saltarín
  • La camisa rallada
  • El puñado de arroz
  • ¡Aleluya!
  • ¡Que alegría!
  • ¡Que tristeza!
  • Esa angustia existencial
  • El resultado improbable
  • La huida del cobarde
  • El requisito del puesto
  • La pasarela del desfile
  • La peluquera del pueblo
  • El viento fuerte
  • ¿Por qué?
  • ¿Cómo?
  • ¿Cuándo?
  • ¿Dónde?
  • Nosotros para nada
  • Es pura imaginación
  • ¡Sí!
  • ¡No!
  • El permiso equivocado
  • La insensatez de algunos
  • Números enteros
  • Números primos
  • Números con decimales
  • Las hombreras en desuso
  • El cuadrado con vértices redondeados
  • El borde del colchón
  • La caricia perfumada
  • El olvido recurrente
  • El permiso no otorgado
  • La fecha patria
  • Las festividades regionales
  • El corazón roto
  • Las lagrimas sensatas
  • El trote rápido
  • Los saltos perfectos
  • El baile único
  • La noticia del año
  • El repasador sucio
  • La cocina blanca
  • ¡Feliz cumpleaños!
  • El encuentro permitido
  • La paz del mundo entero
  • Las costumbres argentinas