Literatura / página 1 de 7

Ejemplos de homónimos

Los homónimos son palabras cuya escritura es similar pero tienen diferentes significados o que hacen alusión a diferentes cosas. Un ejemplo de eso es cuando nos referimos al término cubo (un recipiente para poner agua) o cubo (cuando hablamos de una figura geométrica de 6 lados).

Continuar leyendo →

Ejemplos de sustantivos propios

Los sustantivos, entre los que se encuentran los propios, son palabras que se refieren a algo que se pude ver o tocar en la mayoría de los casos. Los podemos dividir en sustantivos comunes los cuales representan objetos de uso cotidiano a los que podemos acceder siempre con ocurre con el caso de auto, árbol o casa. Este tipo de sustantivos pueden dividirse en concretos u abstractos. Los primeros hacen mención a algo material que es tangible como ocurre en el caso de una flor, por ejemplo. Los segundos, se refieren a cosas que no son tangibles como la paz, la sabiduría, la tranquilidad.

Continuar leyendo →

Ejemplos de lexemas

Los lexemas, que también llevan el nombre de morfemas léxicos, constituyen la unidad mínima de cualquier vocablo que tenga un significado comprobado en nuestro idioma. En resumen, son las raíces de cualquier palabra siempre y cuando la misma no contenga morfemas gramaticales.

Continuar leyendo →

Ejemplos de barbarismos

Los barbarismos son palabras que están distorsionadas, frases que se emplean de manera equivocada o no tienen sentido alguno pero que ya están instauradas en nuestro lenguaje cotidiano. Inclusive, también puede referirse a palabras en otros idiomas que, con el paso del tiempo, se deformaron y se adaptaron a nuestro hablar diario.

Continuar leyendo →

Ejemplos de sustantivos partitivos

Los sustantivos partitivos son un tipo de palabra que hacen mención a la proporción de un entero. Siempre se antepone a la preposición “de” como por ejemplo cuando expresamos “un cuarto de helado” o “dos tercios de la población”.

Continuar leyendo →

Ejemplos de topónimos

Se denomina topónimos a los nombres propios que tienen algunos lugares geográficos tal como sucede con San Luis, por ejemplo. Por lo general los topónimos se originan en el apellido de los individuos denominado antropónimos lo que permite describir los rasgos físicos de un punto que es particularmente importante.

Continuar leyendo →

Ejemplos de eufemismo

Un eufemismo es una palabra que se emplea para referirnos a una persona u objeto pero que, quizá, a nuestros interlocutores les resulta ofensivo o malsonante. Un ejemplo de esto es cuando decimos “reducción de personal” pero en realidad nos estamos refiriendo a despidos masivos en una empresa determinada. Son palabras que se usan cuando se quieren remplazar términos que usamos a diario por otro tipos de palabras sin que se trate de sinónimos.

Continuar leyendo →

Ejemplos de parónimos

Los parónimos, también tienen el nombre de homófonos y se los llama así porque son palabras que tienen sonidos similares pero que su escritura y su significado son diferentes. Para mayor claridad, un ejemplo de esto es el vocablo habría (del verbo haber) y la palabra abría (del verbo abrir).

Continuar leyendo →

Ejemplos de adjetivos con A

Los adjetivos ejemplifican cuáles son los tipos de características que puede tener cualquier objeto, una persona e, inclusive, los sentimientos. Todo ello hace que existan infinidad de este tipo de palabras.

Existen diferentes tipos de adjetivos con A pero los más conocidos y, sin lugar a dudas utilizados, son los adjetivos denominados como calificativos que se emplean todo el tiempo en el lenguaje cotidiano. Como su nombre lo indica, este tipo de palabras “califican” las cualidades de cualquier objeto. Tanto es así que muchas personas piensan que son los únicos tipos de adjetivos que existen. Sin embargo, hay otros, que también comienzan con la letra A.

Ejemplos de adjetivos con A

La palabra azulado es un adjetivo con A.

Características de los adjetivos con A

Los adjetivos no son imprescindibles, sin embargo en algunos casos son palabras fundamentales para darle sentido al texto y a las oraciones con el fin de que el lector se adentre más en lo que el escritor quiere plasmar a través de su narrativa. Estas palabras se emplean tanto en la prosa como en la lírica ya que brindan una serie de descripciones que, sin el uso de adjetivos, serían imposibles de lograr.

De acuerdo al diccionario, un adjetivo es una “clase de palabra que acompaña al sustantivo para expresar una cualidad de la cosa designada por él o para determinar o limitar la extensión del mismo”.

Tipos de adjetivos con A

Además de los adjetivos calificativos, también podemos encontrar otros como:

Adjetivos demostrativos: son los que indican la proximidad o lejanía de un objeto o persona por ejemplo: Aquel, aquella, aquellos, aquellas.

Adjetivos indefinidos: son los encargados de marcar generalizaciones. Un ejemplo de ellos es algún, alguna, algunos, alguien, ambas y ambos.

Ejemplos de adjetivos con A

abatibleágilanálogo
abatidoagradableanaranjado
abiertoagradecidoancho
abismalagudoangosto
abnegadaajadoangustiante
abominableajustadoanclado
abrasadoralbicelesteansioso
abrumadoralegreanticuado
abruptoalejadoantiguo
aburridoalisadaantipático
acertadoañejoácido
altanerosaplicableantiguo
acogedoralumbradoaprovechable
activoamargoartesanal
acústicoamarillasasombroso
adictoamarillentoastuto

Como usar los adjetivos con A en las oraciones

  • El mar es azulado y amplio aún en los días tormentosos.
  • Durante el otoño, las hojas de los árboles se ponen amarillas. Esos son días para quedarse en casa y disfrutar de un rico chocolate artesanal.
  • De acuerdo a los libros de Dickens, Scrooge era un viejo avaro que no se interesaba por los demás.
  • El color albiceleste del cielo en este día ventoso es digno de admiración.
  • Leer este texto es aburrido, pero si no lo hago nunca voy a pasar este examen.
  • Ese cachorro es adorable con sus ojitos de color anaranjados.
  • El grito agudo de Adela es un amargo pedido de ayuda.