Ejemplos de bases químicas

Las bases químicas son aquellas sustancias que, cuando se disuelven en agua emiten una cantidad determinada de iones de hidróxilo (OH-) como ocurre con el hidróxido de cobre (Cu(OH)₂) o el hidróxido de magnesio (Mg(OH)2). Estos compuestos también tienen el nombre de alcalinos debido a que, al liberarse, incrementan el pH lo que es completamente contrario a lo que ocurre cuando la solución se acidifica.

Las bases químicas presentan un sabor amargo y pueden ser irritantes para la piel y para el resto de los tejidos del cuerpo tanto en las personas como también en los animales. Se encargan de neutralizar los ácidos al formar las sales cuya textura puede notarse resbaladiza o jabonosa.

Ejemplos de bases químicas

Los jabones son fabricados con bases químicas.

Si hablamos de los hidróxidos, su solubilidad tiene mucho que ver con el metal que se emplee en su fabricación. En el caso de los metales del grupo I, se consideran los más solubles, mientras que los del grupo II son, por el contrario son más difíciles de disolver. Con respecto a los metales de los grupos III y IV, son prácticamente insolubles.

El proceso en el que los ácidos básicos se transforman en jabón se denomina saponificación. Curiosamente, al contacto de la piel con los ácidos básicos, la dermis es la que toma aspecto jabonoso.

Usos de las bases químicas

Las bases químicas tienen muchos usos en la vida cotidiana Un ejemplo de ello es el hidróxido de sodio que comúnmente lo conocemos como soda cáustica. Se utiliza en la manufactura de jabón mezclado con grasas vegetales y también animales. Este compuesto también se emplea en limpiadores domésticos y en la fabricación del papel. Por otro lado, el hidróxido de calcio, que se lo llama normalmente con el nombre de cal, se utiliza en la construcción de edificaciones.

Otra base química muy conocida es el amoniaco que se usa para tratar aguas residuales y desechos de todo tipo, para fabricar caucho e inclusive como estabilizador tanto de las comidas como también de las bebidas. Es muy utilizado en la elaboración de todo tipo de medicamentos.

En cuanto al hidróxido de hierro, otra base química empleada dentro del ámbito de la construcción, forma parte importante de la preparación de pinturas que se usan para proteger tanto las superficies de madera como también las de hierro. Presenta una gran absorción por lo que se coloca en el agua para disminuir al máximo las impurezas y también para eliminar los gases sulfhídricos que se encuentran en el aire.

Ejemplos de bases químicas

Acetona o propanona (H₃(CO)CH₃)
Amoníaco  (NH₃)
Detergentes
Hidróxido de aluminio  (AI(OH)₃)
Hidróxido de bario (Ba(OH)₂)
Hidróxido de calcio (Ca(OH)₂)
Hidróxido de cobre (II) (Cu(OH)₂)
Hidróxido de hierro (II) (Fe(OH)₂)
Hidróxido de magnesio (Mg(OH)₂)
Hidróxido de níquel (II) (Ni(OH)₂)
Hidróxido de potasio (KOH)
Hidróxido de sodio (NaOH)
HIdróxido de zinc (Zn(OH)₂)
Jabones
Urea o carbamida H₂N(CO)NH₂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *