Saltar al contenido

Ejemplos de bullet journal

El método bullet journal, que también se puede mencionar con la contracción “bujo”, consiste en un sistema de organización del trabajo personal. Se trata de un tipo propio de organización que cada persona realiza según su conveniencia.

El bullet journal consiste en un cuaderno o agenda que puede tener el registro anual o de cada 6 meses con las tareas que se van a realizar cada día. Cada persona que posea un bujo escribirá allí, mediante símbolos, abreviaturas y características personales, las tareas que realizará cada día, los pendientes, las listas de compras, películas que se desean ver, libros que faltan leer o lo que sea que se necesite anotar.

Ejemplos de bullet journal

Ejemplos de bullet journal

Contenido del bullet journal

Un bujo contiene las referencias (símbolos) de cada tarea a modo de guía, un índice, en la página siguiente un registro anual o semestral de las tareas a realizar. Posteriormente, se debe hacer lo mismo pero mensualmente y, por último en forma diaria.

Una buena manera de organizar un bullet journal es por medio de un índice alfabético, es decir, colocar el abecedario en una de las hojas y numerar las vocales y consonantes para luego encontrar las tareas que comiencen con cada una de las letras en su página correspondiente.

Ejemplos de bullet journal

Para hacer ejercicio: debe contener un registro de los días que se realizan las actividades, los tiempos, la evolución en la dieta para perder peso, el registro de las calorías que se ingieren a diario y el consumo de agua ya sea en cantidad de vasos o en centímetros cúbicos.

Menú semanal: puede incluir ideas de recetas elaboradas o rápidas, la lista de compras de alimentos, el menú semanal día por día, restaurantes o lugares de comida que aún nos faltan recorrer, registro de páginas de cocina que visitamos con frecuencia.

Hobbies o aficiones: en este caso el campo es muy amplio, pues los cinéfilos podrán anotar las películas y series que aún les faltan ver o las fechas de estreno de las películas en el cine. También puede contener la lista de libros leídos y los que faltan aún, para los fanáticos de la literatura o las manualidades realizadas y las que aún restan por hacer. Obviamente, esto puede estar todo junto en un solo bujo, pues tener más de una afición no es excluyente.

Para los estudios: puede contener un registro de las tareas a realizar, los temas estudiados y por estudiar, los cursos y seminarios que tienes deseos de hacer, las notas obtenidas a lo largo del año y los horarios de las diferentes materias.

Con temas personales: puede contener la listas de gastos, los lugares a visitar, las compras que se deben hacer e inclusive registrar cuáles son los estados anímicos de cada día. También es válido colocar los propósitos de cada año y los que se tienen a futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.