Saltar al contenido

Ejemplos de cartas a un amor perdido

Creo que en parte todos alguna vez hemos sufrido alguna pérdida que nos ha marcado de por vida. Ciertamente a cada momento sentiremos, que es imposible dejar partir a aquella persona que tanto amamos en algún momento, y a pesar de todo lo importante es siempre guardar los mejores recuerdos. Hay algunos que dicen que poseemos dos tipos de amor, uno con el cual viviremos el resto de nuestra vida porque logramos ciertamente congeniar y otro al que perderemos una y otra vez.

A continuación brindaremos una serie de ejemplos de cartas de amor dirigidas a aquella persona que perderemos por siempre, pero por siempre tendremos presente, aunque claro la hayamos perdido.

Ejemplo 1 de cartas a un amor perdido

21 de abril de 2017

Amor mio,

Hoy quiero despedirme por ultima vez de tu recuerdo, la verdad es que ya me hace daño pensar en aquellos momentos que pasamos juntos. Quizá dentro de algún tiempo mi corazón me permita enamorarme de vuelta de alguna otra persona, aunque ciertamente creo que de la misma manera en que te amé no lo voy a hacer nunca más de vuelta.

Es extraño darse cuenta que las cosas han cambiado drásticamente y percibir que aquello que creía poseer para toda la vida, ya ni siquiera quiero como un recuerdo. Ni si quiera pienso que sea realmente alguno de los dos el culpable real de esta ruptura, yo le hecho la culpa más vale a las circunstancias, a la vueltas de la vida misma. Hoy con esta carta no quiero decirte un adiós como si perteneciera al grupo del hasta luego, quiero decirte adiós en el grupo del hasta nunca.

Por siempre lejos tuyo. Un amor perdido.


24 de abril de 2017, El Pueblito

Amor,

Hoy siento que te pierdo como cuando alguien quiere agarrarle las manos a quién se está por caer a un precipicio. La lejanía inminente que siento en tus palabras creo que no posee vuelta atrás. Pienso a cada instante como sería lo nuestro si ciertas cosas se hubiesen dado de una manera distinta, y aunque parece mentira no le veo la forma en que esto hubiera realmente funcionado.

El dolor es casi imborrable, casi que se ha hecho parte de mi carne misma. De a ratos quiero volver a verte, aunque se que ya te perdí. El que estés viviendo lejos me ayuda, me retiene a la hora de intentar querer verte o de querer hablarte. Pero esto es hasta hoy, ese es el plazo que me he dado a mí misma para seguir adelante sin el recuerdo de tu presencia. Hoy te digo adiós por siempre, por siempre presente en mi corazón estarás.

Quién fuera alguna vez el amor de tu vida.


27 de abril de 2017

Querido,

Otra vez me siento esclava de tu amor, si piensas que puedes ir y venir cuantas veces quieras sin permitirme rehacer mi vida estas realmente equivocado. No pretendas intentar aparecerte en mi vida, realmente no lograrás interponerte nuevamente entre mi paz y yo.

Si alguna vez me quisiste aunque sea un poco te pido no me llames y tampoco me escribas más.

Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.