Saltar al contenido

Ejemplos de cartas de amor

Las cartas son un recurso que permite la comunicación de forma escrita entre personas. Desde sus inicios hasta la actualidad, su finalidad ha ido variando. En este caso nos centraremos en las cartas de amor. Si bien antiguamente estas cartas eran muy utilizadas, principalmente en los casos en que un amor tenía que partir lejos, en la actualidad son empleadas para ocasiones especiales.

Tal como su nombre lo indica, intentan transmitir amor, cariño y afecto. Lo bueno de este tipo de cartas es que siempre podremos volvernos al papel escrito para recordar nuestros amores pasados o presentes, algo que ciertamente no se cumple siempre con los métodos digitales.

En un momento se utilizaba entregar el borrador de la carta, en ella podíamos ver como la persona pensaba mientras escribía. A continuación brindaremos algunos ejemplos de cartas de amor.

Ejemplo 1 de carta de amor

13 de agosto de 2016

Amor mio,

Quisiera en este momento sentirte cerca, cada vez que repaso todo lo que vivimos juntos me parece mentira que estemos lejos. Te amo tanto que se me hace imposible no tener una sensación de vacío. En todo momento pienso en vos, espero que esto de extrañarte tanto nos haga bien, vendría a ser como un nuevo comienzo. Es como si en realidad nos volviéramos a poner de novios.

Me pregunto todos los días si te pasa lo mismo que a mi, si estás cambiado, tengo muchas cosas para contarte. Hay una que es muy importante, tan importante es que casi la escribo, pero prometí no hacerlo. Para serte sincera me genera mucha ansiedad, pero tacho cada uno de los días en el almanaque.Ya falta menos para que termine esta agonía. Espero que estés muy bien. Te amo con todo mi corazón.

Ejemplo 2 de cartas de amor

31 de enero de 2016

Amor,

A veces pienso que hubiera sido de nosotros, la inmadurez y el orgullo no nos dejaron divisar con claridad el horizonte. de un futuro incierto pero no tan lejano. Todos los días sueño con tenerte con migo, es como si en mi corazón los días no hubieran pasado, te extraño tanto. Tengo tantas ganas de verte y abrazarte que a veces mi corazón duele, y la esperanza de que suceda se marchita tal cual una rosa fuera del agua. Me siento entre medio de lo que quisiera y lo que realmente soy.

Me da culpa porque es como si estuviera mintiéndote y mintiéndome todos y cada uno de mis días. A veces eso agota, realmente mi vida es un espejo, cuando más parece que voy para adelante, en realidad voy para atrás. Una constante en mi pensamiento es que hubiera sido sino me hubieras dejado ir, entiendo hoy recién cuales eran tus justificativos, pero no puedo dejar de reprochártelos. Hubiéramos sido felices, tendríamos la familia que tanto deseábamos, seríamos como siempre el uno para el otro.

No logro concebir que la vida no tenga vueltas y que en alguna de ellas me pueda llevar nuevamente hacia vos. Quizá ya cuando seamos viejitos o no, solo quisiera acostarme en tu pecho y sentir tu corazón, solo con eso mi corazón ya se sentiría en paz. Te amaré por siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.