Ejemplos de células

Las células forman parte de todos los órganos del cuerpo. Son la parte más pequeña del organismo y, dependiendo de dónde se encuentren ubicadas, tendrán diferentes funciones muy definidas. Cabe destacar que absolutamente todos los órganos del cuerpo, incluidos los huesos, la piel y el cabello, están formados por células.

En nuestro organismo existen más de 37 billones de células que se dividen en unos 200 tipos aproximadamente de acuerdo a su función. Cada célula está compuesta de una membrana permeable la cual permite el ingreso y egreso del material que le provee de las proteínas necesarias para desarrollarse.

Ejemplos de células

Los glóbulos rojos son células encargadas de transportar oxigeno a todos los órganos del cuerpo.

También encontramos el núcleo en el cual se encuentra la información genética, es decir el ADN y el ARN, el nucleolo, donde ser producen los ribosomas, el citoplasma, una sustancia de aspecto gelatinoso donde se concentran todos los orgánulos que sintetizan las proteínas y producen enzimas y los retículos endoplasmáticos que pueden ser lisos o rugosos.

Las células humanas son muy similares a las del resto de los animales y que tienen funciones muy parecidas. Sin embargo, difieren bastante de las vegetales.

Ejemplos de células

Epiteliales: son las células que conforman la piel y el revestimiento de las cavidades.

Neuronas: se encuentran ubicadas en el cerebro. No se reproducen y cuando ya son maduras, son las responsables del control de todos los órganos.

Fibroblastos: son células que forman el tejido conjuntivo que mantiene la estructura integrada.

Adipocitos: cuentan con las reservas energéticas del cuerpo.

Osteoblastos: son las células que forman parte de los huesos.

Neuroglías: se encargan del control de los neurotransmisores y nuestro cuerpo cuenta con un gran número de ellas.

Glóbulos blancos: se originan en la médula ósea y tienen como principal función la de defender a nuestro cuerpo de los diferentes agentes externos que pueden dañarlo.

Glóbulos rojos: se encargan de transportar el oxigeno en la sangre a los diferentes órganos del cuerpo.

Gametos: su principal función es la de la reproducción.

Bastones o bastoncillos: se encuentran ubicados dentro del globo ocular.

Conos: son células fotorreceptoras, es decir que se encargan de nuestra visión.

Hepatocitos: se encuentran ubicadas en el hígado.

Basales: están emplazadas en la capa interna de la piel.

Odontoblastos: como su nombre lo indica, se encargan de la formación del tejido dental.

Caliciformes: se distribuyen en el intestino delgado, el grueso y también en el aparato respiratorio.

Neumocitos :forman parte de los alvéolos pulmonares.

Miocitos: forman parte de los músculos.

Células endoteliales: se ubican en el endotelio y tienen la función de recubrir los vasos sanguíneos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *