Saltar al contenido

Ejemplos de conducción, convección y radiación

Tanto la conducción como la convección y la radiación pertenecen a la física, precisamente al área de la termodinámica. Es decir que es el estudio de la acción mecánica que produce el calor y también todas las otras formas de la energía. Como bien sabemos, la energía no se pierde sino que se transforma y la conducción, convección y radiación forman parte de estos cambios.

Los principios físicos de la termodinámica nos indican que la temperatura no es algo constante en todos los cuerpos sino que está sujeta a variaciones que dependen de muchos factores tanto internos como externos. La dirección que toman las ondas de calor es siempre la misma, pues se transfieren desde el objeto que es más cálido hacia el más frío para tratar de equilibrarse. Un claro ejemplo de esto lo vemos cuando nos colocamos una prenda de vestir que primero la sentimos fría pero que con el paso de los minutos adquiere una temperatura mucho más agradable. Esto produce que tanto la piel como la prenda adquieran la misma temperatura.

Ejemplos de conducción, convección y radiación

Los rayo ultravioleta que provienen del sol son un claro ejemplo de radiación.

Ejemplos de radiación

Primero, es necesario aclarar qué es la radiación exactamente. Consiste en el calor que emite un cuerpo que no entra en contacto con ningún tipo de barrera hasta llegar al objeto que será destinatario de sus ondas. Por lo general, dicho calor se transmite a través de las ondas electromagnéticas que surgen de los cuerpos que superan los 0 grados (es decir, el cero absoluto). Algunos de los tipos de radiación que encontramos a diario son:

  • Las ondas electromagnéticas que emiten los hornos microondas.
  • Los rayos ultravioletas producidos por los rayos del sol.
  • Las luces de las bombillas incandescentes.
  • Los rayos gamma.
  • Las imágenes térmicas tomadas por dispositivos especiales.

Es importante aclarar que la exposición directa a la mayoría de los tipos de radiación en forma prolongada, puede provocar severos trastornos de salud

Ejemplos de conducción

La conducción es aquella en la que el calor se propaga gracias a que las moléculas de un cuerpo se mueven a gran velocidad y se crea un desplazamiento. Algunos ejemplos de esto son:

  • Un cubo de hielo colocado en agua hirviendo.
  • El calor que emite un metal al entrar en contacto con otro elemento caliente.
  • El agua en ebullición.
  • El calor que irradia la arena al estar en contacto al sol y que sentimos en la planta de los pies.

Ejemplos de convección

Por último, cuando hablamos de convección nos referimos a la transmisión de calor pero dentro de una sustancia por movimiento de sus moléculas. Dicha sustancia puede ser un líquido o un gas aunque nunca un sólido. Algunos de los ejemplos de este tipo de transmisión térmica son:

  • El calor que se necesita para que un globo aerostático vuele.
  • El vapor del agua hirviendo.
  • El calor emitido por un radiador o cualquier otro elemento que se emplee para calefaccionar.
  • El calor que se encuentra en una taza cuando colocamos un liquido -té, café o leche – caliente dentro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.