Saltar al contenido

Ejemplos de cuentos policiales

Los cuentos son redacciones literarias, como toda producción literaria hacen un uso especial del lenguaje para captar la atención del lector. Las lecturas de este tipo son usualmente utilizadas con fines recreativos, en muy pocas ocasiones este tipo de lecturas contienen información o datos ciertos.

Los cuentos policiales contienen en su trama la descripción de algún delito que es deliberadamente creada por el redactor del texto, es muy común que solo en el final del cuento se sepa quién es el asesino. A continuación brindaremos un ejemplo.

Ejemplo de cuento policial

La muerte misteriosa

Era el amanecer de un cálido día de verano, yo no podía dormir porque el calor me sofocaba así que aproveché a salir antes de que terminara de convertirse en un desierto por el calor la ciudad para salir a caminar un poco con mi perro. De pronto él salió corriendo despavorido y yo por atrás lo perseguí, para cuando me paré sucedió lo impensado, con su fino olfato había encontrado el cuerpo del vecino de en frente vida. Llamé a la policía sin dudarlo y se llegaron al lugar de inmediato.

Nos encuestaron a todos y comenzaron la búsqueda del asesino. Él era un buen vecino, pero la verdad es que ciertamente solía meterse con algunas personas desagradables porque le gustaba jugar, según la policía todo apuntaba a que sería una venganza por el juego.

A mi había algo que no me cerraba, hacía dos días que habíamos estado hablando y el mismo me reconoció que otras veces había dicho que dejaría de jugar, pero esta vez era de verdad hacía meses que no se acercaba a nada de todo eso. Al otro día, su mujer denuncia que había recibido una llamada anónima amenazandola.

Todo era algo extraño, pero pasaban los días y nadie encontraba una respuesta. Entonces decidí ir a hablar con su esposa, por ahí tenía algún dato que yo desconocía. Ella me trató muy bien y me contó que lo había seguido varias veces y que él si seguía jugando.

Mi casa daba al frente de la de ellos y nunca había visto que nadie saliera a la madrugada y dormir era casi imposible, sabía que me estaba mintiendo, pero no entendía porqué. De pronto sentí unos ruidos que provenían del primer piso, miré hacia arriba y la mujer comenzó a decirme que me fuera rápidamente, yo me negué y entonces sentí la voz de un hombre.

Fue en ese momento en que entendí todo, la cara de la mujer se transformó y me pegó fuertemente en la cabeza, fue ahí cuando caí desvanecido. Cuando me desperté estaba atado a una silla, en la azotea. Sabía que sino me escapaba me iban a matar a mí también.

Y cuando pensaba que no lo lograría recordé una cosa que había visto en una película, saqué con mucho esfuerzo y luego de un rato mi encendedor del bolsillo de atrás y lentamente comencé a cortar la soga con el pedazo de metal de arriba. De pronto escuché un ruido, la señora había vuelto, no tenía tiempo. Cuando abrió la puerta con una navaja en la mano me tiré por la ventana. Al caer me rompí un brazo, pero la soga se cortó y comencé a correr hasta la comisaría. Cuando les conté lo sucedido comenzaron a perseguir a la señora y a su amante, y los agarraron juntos en el pueblo siguiente.

Desde ese día comprendí algo, si nadie me llama a visitarlo es porque no quiere que vaya a verlo.

6 pensamientos sobre “Ejemplos de cuentos policiales”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.