Saltar al contenido

Ejemplos de energía cinética

La energía cinética es aquella que se encuentra asociada al movimiento de los cuerpos. Dicho movimiento depende del tipo de masa que presente. A esto se le suma la velocidad del mismo la cual puede ser en metros por segundo o kilómetros por hora, por ejemplo.

La masa del objeto, que se simboliza con la letra m, se mide en kilogramos, la velocidad, como dijimos mas arriba se representa como metros sobre segundo (m/s) y la energía cinética o EC se simboliza con la J de joules o julios. Es importante saber diferenciar la energía potencial de la energía cinética. La primera es la capacidad de un objeto en realizar un determinado trabajo (por ejemplo un auto al subir una cuesta) y se relaciona con el calor. La segunda consiste en el movimiento en si mismo.

"Ejemplos

Todo objeto en movimiento cuenta con energía cinética. Cabe destacar que al mismo se le aplica una fuerza que logra este objetivo, es decir que por ejemplo, un carro con ruedas no va a tener energía cinética hasta que venga una persona y tire o empuje de él.

Ejemplos de energía cinética

Tirar una pelota hacia arriba. La fuerza que le damos a la pelota al arrojarla es lo que hará que dicho objeto cuente con la energía cinética suficiente para llegar a su destino.

Un vagón en movimiento en la montaña rusa. Dicho vagón tendrá energía potencial hasta que suba a la cima de la montaña rusa y empiece a descender. En ese momento la velocidad y la masa le brindarán energía cinética. Puede ser que la velocidad descienda o aumente con lo cual estamos hablando de aceleración. En cuanto a la masa, es siempre la misma.

Tirar a alguien al suelo. si venimos corriendo y nos tiramos sobre una persona, la energía en movimiento de nuestro cuerpo vencerá la inercia de dicho individuo que se encuentra de pie en ese sitio. Al caer al suelo los dos cuerpos sumarán energía cinética. La misma terminará cuando lleguen al suelo donde se detendrá la caída.

Empujar un coche de un lugar al otro. En este caso, el objeto (el automóvil) recibe una fuerza del exterior (la persona que lo empuja) la cual le imprime la energía suficiente como para que deje el lugar donde estaba parado y llegue a destino.

La caída de un objeto cualquiera desde diferentes alturas. Este es un claro ejemplo de este tipo de energía debido a que durante la caída el objeto se encuentra en pleno movimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.