Saltar al contenido

Ejemplos de enfermedades congénitas

Las enfermedades congénitas son aquellas que se presentan en el individuo desde antes de su nacimiento. Se conocen alrededor de 400o anomalías o enfermedades congénitas. Muchas de ellas no revisten gravedad y ni siquiera se debe hacer un tratamiento. Otras, en cambio, requieren de hospitalización o tratamientos a largo plazo con médicos especialistas.

Existen dos tipos de anomalías congénitas, las estructurales en las que el niño nace sin una parte del cuerpo o con una malformación estructural como ocurre con las anomalías que ocurren en el corazón. Por otro lado, encontramos las anomalías metabólicas las cuales producen un trastorno en la parte química del cuerpo.

Ejemplos de enfermedades congénitas

Ejemplos de enfermedades congénitas

Causas de las enfermedades congénitas

  • Ambientales que puede ser las infecciones de la madre en el embarazo tales como la toxoplasmosis, la rubéola y la varicela.
  • El consumo de alcohol durante el embarazo.
  • El abuso a las drogas y a los medicamentos no recetados
  • Las causas genéticas en las que las células del cuerpo ya presentan genes que se encuentran dañados y que pueden ser heredados por uno de los padres o por ambos.

Cómo se diagnostican las enfermedades congénitas

Con el avance de la tecnología actual en cuestiones médicas, se sabe que diagnosticar este tipo de enfermedades puede hacerse durante el embarazo con pruebas simples como análisis de sangre, ecografías, eco doppler y translucencia nucal, entre otras. Gracias a esto, se pueden detectar anomalías en los niños desde la semana número 12 del embarazo. Existen otras pruebas denominadas de cribado que no siempre son acertadas y, muchas veces, ofrecen resultados erróneos que, al nacer el niño, se clarifican por completo.

¿Se pueden prevenir las enfermedades congénitas?

Si bien no todas las enfermedades congénitas se pueden prevenir, es importante saber que algunas se pueden evitar simplemente con ciertos puntos que hay que tener en cuenta tales como:

  • Tener las vacunas al día.
  • Evitar las ETS (enfermedades de transmisión sexual).
  • Consumir la dosis recomendada de ácido fólico.
  • No consumir medicamentos que no son necesarios.

Ejemplos de enfermedades congénitas

Cardiopatía congénita: es una anormalidad que surge en el corazón antes del nacimiento.

Espina bífida: se trata de una enfermedad congénita en la que la médula espinal no termina de desarrollarse por completo.

Fenilcetonuria: es un defecto congénito que provoca que se acumule fenilalanina en el organismo. Puede provocar daño cerebral y también discapacidad intelectual.

Labio leporino: se caracteriza por presentar ciertas hendiduras en el labio superior y en el paladar.

Pie equinovaro: en este caso, los pies se encuentran torcidos o fuera de lugar.

Síndrome de Down: en este caso, hablamos de un trastorno genético que se caracteriza porque el bebé nace con un cromosoma extra lo que provoca retraso en el desarrollo y también del aprendizaje.

Síndrome de Edwards: es un tipo de afección congénita que provoca retrasos graves en el desarrollo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.