Saltar al contenido

Ejemplos de fracciones

Las fracciones son elementos pertenecientes a la matemática que representan una parte dentro de una cifra. Por ejemplo, si decimos 1/4, estamos hablando de una parte de 4 mientras que si escribimos 4/4 se trata de un entero. La fracción se asocia con la división. Con respecto a este último punto, y volviendo al número anterior, podemos inferir que 1/4  es lo mismo que decir 1 dividido 4 cuyo resultado es 0,25. Es decir que el 1 es el dividendo y el 4 el divisor.

Esto significa que, al tratarse de un cociente o división, su resultado puede escribirse con coma y decimales o también como un número entero como ocurre por ejemplo con 4/2 cuyo resultado es 2. Este número a su vez puede ser expresado con el número 1 debajo: 2/1 aunque normalmente no se escribe sino que se deja solo el número de la parte superior.

Existen diferentes tipos de fracciones de acuerdo a su numerador y denominador.

Al número superior se lo conoce como numerador y al que se encuentra en la parte inferior como denominador que, como dijimos antes, actúa como un divisor.

Tipos de fracciones

  • Propias: son las fracciones en las que el numerador es más pequeño que el denominador como ocurre con 2/5; 3/8 y 9/10, por ejemplo.
  • Impropias: en este caso, el numerador es igual o mayor al denominador. Por ejemplo, 6/4; 5/5 y 8/3, entre otras.
  • Fracciones mixtas: son las que tienen una parte que es un número entero y una fracción. Entre ellos podemos nombrar 18 3/4; 26 5/8 o 62 3/5.
  • Equivalentes: este tipo de fracciones son las que en la división tienen el mismo resultado aunque se trate de números diferentes por ejemplo 2/4; 4/8 y 8/16. En todos los casos aquí nombrados, si se procede a la simplificación, la fracción resultante es 1/2 o 0,5.
Las fracciones, al igual que con el resto de los números, permiten realizar todo tipo de operaciones matemáticas tales como la suma, la resta, la multiplicación, la división, la potenciación, la radicación y pueden formar parte de los polinomios.
  • Inversas: esto sucede cuando una fracción es igual a otra  pero los números están cruzados. Por ejemplo 6/5 y 5/6 son fracciones inversas.
  • Opuestas: Ambas fracciones son iguales pero una de ellas cuenta con signo positivo (+) y otra con signo negativo (-) como ocurre con 8/9 y (-8/9). Cabe destacar que la sumatoria entre dos fracciones opuestas siempre es igual a 0.
  • Decimales: el denominador siempre es 10 o múltiplo de esta cifra, es decir de un uno seguido de ceros. Un ejemplo de esto es 2/10; 23/100 y 345/1000, entre otros.
  • Irreductibles: son aquellas fracciones que no se pueden reducir, es decir en las que ya se hizo la máxima simplificación posible como se puede observar en algunos ejemplos tales como 1/2 o 4/3.
  • Igual a la unidad: ocurre cuando el numerador y el denominador son iguales como sucede, por ejemplo, con 10/10; 8/8 o 345/345. En este caso, hablamos de números enteros, pues la simplificación de ambos términos tiene como resultado 1.

Ejemplos de fracciones

  • 5/4
  • 6/3
  • 7/2
  • 19/180
  • 77/31
  • 26/19
  • 81/25
  • 47/60
  • 25/1000
  • 18/34
  • 62 15/32
  • 1/2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.