Saltar al contenido

Ejemplos de juegos de azar

Los juegos de azar son aquellos en los que la experiencia de los participantes no incide, sino que más bien todo se debe a la buena suerte de quien pertenece. Es decir que el triunfo no se debe a la sapiencia del individuo sino que más bien a lo que los dados, los números o las cartas indiquen, por ejemplo.

En los juegos de azar se pueden incluir no solo cartas y dados sino que también números como ocurre con el bingo o la ruleta. Son todos lo contrario a los juegos de destreza como ocurre con el ajedrez donde la inteligencia del jugador al mover las piezas brinda un resultado final satisfactorio o no.

"Ejemplos

En muchas culturas existen diferentes tipos de juegos de azar como ocurre en el caso de, por ejemplo, la posición de una moneda o una pelota al ser arrojada por uno de los contendientes. El principal fin de jugar este tipo de partidas donde el azar se hace presente es el desconocimiento total del resultado del mismo.

En algunos casos, los juegos de azar no incluyen apuestas sino que son por el mero hecho de pasar un momento agradable como el caso de los solitarios con cartas.

Los juegos de azar están entre nosotros desde tiempos inmemoriales. Las antiguas civilizaciones de los sumerios o asirios, solían organizar diferentes partidas de juegos de azar utilizando huesos de animales.

Adicción a los juegos de azar: ludopatía

La ludopatía, es la adicción a los juegos de azar. Por lo general, siempre están involucradas apuestas por mucho dinero. Hoy en día en casi todas las sociedades es posible encontrar juegos que premian la suerte más que la sabiduría de los participantes. Los principales lugares donde encontramos este tipo de entretenimiento son los casinos y los bingos donde a diario, miles de personas apuestan su dinero llegando a perder grandes sumas.

Si bien la ludopatía suele ser un escape para las personas de dinero, ya que apuestan grandes sumas sin detrimento de sus fortunas, para las personas de escasos recursos la recompensa puede ser otra ya que sienten que, acertar en alguno de los juegos puede llevarlos a ser portadores de grandes sumas de dinero que les permitirán salir de su situación mágicamente.

Es importante aclarar que la ludopatía no tiene una cura específica sino que depende mucho de la fuerza de voluntad del adicto en cuestión. Existen muchos grupos de autoayuda que permiten que quienes padecen de este trastorno puedan expresar lo que sienten. También se emplean diferentes terapias del tipo psicológico que emplean terapias conductistas para cambiar los hábitos.

Ejemplos de juegos de azar

Poker Rifas Chinchón
Máquinas tragamonedas Ruleta Punto y banca
Lotería Piedra, papel o tijera Perinola
Carreras de caballos Quiniela Tute
Pase inglés Loto Truco
Black Jack Escoba de 15 Sorteos
Uno Canasta Solitario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.