Saltar al contenido

Ejemplos de juicio moral

Los juicios morales son razonamientos que parten de un esquema mental, a partir del cual el individuo decide qué es lo que a su moral “está bien y es bueno” o “está mal y es malo”. En este sentido la moral de la persona entra en juego, de ahí que ciertas actitudes sean bien vistas en algunas culturas donde no está mal vista la realización de alguna acción, y en otras culturas donde el parámetro de la moral social se ubica en otro punto de acuerdo al mismo tema, dicho acto sea repudiable.

No siempre individuos insertos en un mismo grupo social tendrán el mismo parámetro de moral ante una situación determinada, dicha moral varía de acuerdo a la educación, al grado de formación y a la experiencia propia de vida.

A continuación se brindarán ejemplos sobre juicios morales. No se pretende juzgar a ningún tipo de acción, las situaciones son hipotéticas, aunque pueden presentarse en la realidad.

Ejemplo 1 de juicio moral: vestimenta femenina

Por ejemplo una mujer quiere vestirse con una pollera corta, según su religión las mujeres no deben llevar prendas de vestir cortas, dado que deben guardar su cuerpo para quién sea su esposo. Dicha situación la llevará a efectuar un juicio moral, en donde deberá elegir si elige quedarse con sus preferencias, o bien hacerle caso a su religión.

Ejemplo 2 de juicio moral: la matanza de animales

En algunas regiones del mundo matar animales es un símbolo de fortaleza, a la vez que son donados como ofrenda a los dioses que veneran. Entonces supongamos la situación de que un individuo cuya cultura está en contra de la matanza de los animales siquiera para consumo, de hecho es vegano. Dicho individuo iba en un vuelo y su avión cae en una tribu en donde debe matar a un animal para que no lo maten a él mismo. Deberá en dicho momento ejecutar un juicio moral, en donde deberá decidir si sigue a su moral con un destino fatal, o bien, la resigna por vivir.

Ejemplo 3 de juicio moral: la eutanasia

Este es un tema controvertido que ha dado vuelta por el mundo con miles de opiniones a favor y en contra. De hecho son pocos pero hay países que lo han hecho Ley y algunos otros aún lo están tratando. Se trata de provocar la muerte médica a pacientes con una enfermedad o cuadro irreversible. Si por ejemplo nosotros fuéramos padres de un joven que sufre un accidente con secuelas tan graves que queda en estado vegetativo y su vida se mantiene por medio del respirador artificial.

Entonces cuando los médicos nos consultan qué hacer con nuestro hijo, si mantenerlo con vida por medio del respirador artificial o bien, desconectarlo. En dicho momento deberemos efectuar un juicio moral, en donde deberemos decidir qué hacer con la vida de nuestro hijo, tendremos que considerar si la eutanasia es matar o solo adelantar un paso inminente, etc.

Ejemplo 3 de juicio moral: el suicidio asistido

Otro tema con un grado de discusión muy parecido al anterior es el suicidio asistido. Algunos países como Suiza han legalizado el suicidio de este modo bajo determinadas circunstancias. En el momento de tomar la decisión de terminar con la vida propia se efectúa quizá uno de los juicios morales más grandes que a alguien se le pueda presentar.

Desde pequeños nos inculcan que debemos cuidarnos y éste sería el acto contrario por excelencia. La persona que intente tomar dicha decisión tendrá en juego una serie de valores y cuestiones morales que deberá doblegar si desea realizar dicha acción.

Ejemplo 4 de juicio moral: el asesinato

En ocasiones sucede que las personas se quitan la vida entre sí por diversos motivos, algunos con motivos por así decirlos más coherentes y otros menos. En el momento de quitarle la vida a alguien, dicho individuo deberá realizar un juicio moral, en función de que está mal visto y según se nos enseña no se debe matar.

De hecho es muy probable que sea tan fuerte el arraigo de la moral en el individuo, que él mismo luego, necesite tratamientos psicológicos que le permitan afrontar dicha situación. Es común que esto les suceda por ejemplo a soldados que van a la guerra, que deben quitar la vida de personas no solo por defender algo, sino que además por una cuestión de subsistencia.

Ejemplo 5 de juicio moral: la mentira

Es común que los niños y adultos usualmente mientan en algún momento de su vida. Esto los lleva a realizar un juicio moral entre decir la verdad a costa de las consecuencias que genere, o bien, tener cierta tranquilidad a través del engaño.

Esta es un arma de doble filo, en ocasiones individuos que mienten de forma sistemática se ven envueltos en historias tan rebuscadas que pierden credibilidad, a la vez que ellos mismos llegan a creer de tal forma la “versión mentirosa” que ni se acuerdan que pasó en realidad. Muchas veces individuos que toman esta práctica como habitual, requieren de mucho esfuerzo, voluntad propia y ayuda profesional para cambiar su forma de actuar ante ciertas situaciones.

Ejemplo 6 de juicio moral: juicio moral profesional

Este tipo de juicios morales se da en personas que por su profesión en ocasiones se ven insertas en situaciones “grises” por decirlo de alguna manera. Es común por ejemplo en escribanos que dan fe de algo que no es, en abogados que defienden violaciones, en contadores que falsifican estados contables, etc. Si bien algunos de ellos son delitos penados por el Código Penal, se realizan con más frecuencia de lo que parece.

Al toparse con dichas situaciones estos individuos efectúan un juicio moral, en el que deben preponderar que es lo realmente importante para ellos, lo correcto a la Ley o el dinero en demasía que puedan obtener por la realización de dichas labores. Si bien es cierto que se realiza un juramento en donde cada uno de los recibidos se comprometen a actuar bajo la Ley, la acción final dependerá del juicio moral antes mencionado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.