Saltar al contenido

Ejemplos de uso de la letra b

La letra b ocupa el segundo lugar en el alfabeto español y el primero en el grupo de las consonantes. Es una letra que recibe el nombre de be larga, be alta o be labial y su pronunciación es muy diferente a la de la V conocida como ve corta.

La letra b presenta ciertas reglas ortográficas que deben ser seguidas para su correcto uso y que son muy sencillas de recordar. Una buena idea es refrescarlas y tenerlas siempre presentes en el caso de que se desee escribir y utilizar el lenguaje de manera apropiada.

Usos de la letra B

La letra B es la segunda del alfabeto y la primera consonante.

La letra b tiene uno sonido oclusivo bilabial que se representa con este símbolo: /b/. Dentro de nuestro idioma no existe una gran diferencia en la pronunciación entre la b y la v. En otros idiomas que utilizan las letras de nuestro alfabeto (es decir las letras latinas) como ocurre con el inglés o con el francés, estas si presentan un sonido diferente entre ambas.

La letra b, en singular se pronuncia como “be” y en plural se escribe como “bes”.

Ejemplos de uso de la letra b

La letra b se emplea para los grupos de palabras que utilizan los grupos de consonantes br o bl, es decir bra, bre, bri, bro , bru o bla, ble, bli, blo y blu. Por ejemplo, abrazo, blusa, fiambre y obligar.

Hay que tener en cuenta que siempre, luego de una consonante se utiliza la b, no la v como ocurre con la palabra árbitro o esbozar. Aunque esto no ocurre en caso de la letra n, pues luego de esta consonante se debe emplear la V. En cambio, después de la m es obligatorio usar siempre la b.

Los verbos terminados en ar deben ser escritos también con B (robar), además de los derivados del verbo “ir” como ocurre con la palabra iba.

Los verbos terminados en el sufijo buir (atribuir).

Los verbos finalizados en bir (escribir, concebir). En este caso hay algunas excepciones como servir, vivir, revivir y hervir, entre otras.

Aquellas palabras que concluyen con el sufijo bundo/a (tremebundo, nauseabundo, moribundo, abunda)

Las palabras que empiezan con hab, heb urb y cub ( cubilete, habitante, hebilla, urbano)

Los vocablos que tengan los prefijos bis o bi (binoculares, bismuto).

Todas las palabras que comiencen con bio (biología, biósfera, bioma)

Los vocablos que cuentan con el prefijo sub (submarino, subterráneo, subgrupos).

Todas las palabras que cuenten con el prefijo bibli (biblia, bibliorato, biblioteca, bibliografía).

Los vocablos que presenten los prefijos bene (beneplácito), bien (bienaventurado) y bono (bonomía).

Todas las palabras que terminan con bilidad (amabilidad, estabilidad). Sin embargo, hay dos excepciones: civilidad y movilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.