Saltar al contenido

Ejemplos de ácidos

Los ácidos son todos aquellos compuestos químicos que ceden o liberan uno o más iones de hidrógeno dentro de una solución acuosa. Fueron diversas las teorías que surgieron al respecto sobre las características de un ácido como ocurre con la teoría de Arrhenius que indica que un ácido tiene la capacidad disolverse en el agua lo que incrementa la concentración de cationes hidronios.

Otra teoría es la de Brønsted-Lowry en la que los ácidos tienen la capacidad de ceder protones. Por otro lado, también encontramos el postulado de Lewis que nos indica que un ácido es una sustancia que tiene la capacidad de recibir dos electrones.

Ejemplos de ácidos

Los ácidos se componen principalmente de hidrógeno.

Tipos de ácidos

Los ácidos se dividen en dos grupos. Uno lo conforman aquellas sustancias que son capaces de liberar iones de hidrógeno en cualquier solución. Estos reciben el nombre de ácidos fuertes. Son extremadamente corrosivos y son estupendos conductores de la electricidad.

Por otro lado, encontramos otro grupo de ácidos que se denominan débiles los cuales, al contrario de los anteriores, no liberan iones de hidrógeno. Son mucho menos corrosivos y no tiene la particularidad de disociarse por completo en una solución líquida o acuosa.

Los ácidos, al reaccionar con metales, tienen la capacidad de liberar uno o más átomos de hidrógeno.

Principales características de los ácidos

Los ácidos son estupendos conductores eléctricos, esto significa que la energía se mueve y la atraviesa fácilmente. Si los ácidos reaccionan con metales, forman sales e hidrógeno. En cambio cuando reaccionan con bases u óxidos metálicos generan sales y agua. Si entran en contacto con la piel, son muy corrosivos pero a su vez se disuelven en el agua, es decir que son solubles. Por último, su pH es inferior a 7. Esto significa que a menor nivel de pH mayor será la acidez que tenga.

Ejemplos de ácidos

  • Ácido sulfúrico (H2SO4). Compuesto por dos átomos de hidrógeno, uno de azufre y 4 de oxígeno.
  • Ácido clorhídrico (HCl). Contiene hidrógeno y cloro.
  • Ácido fosfórico (H3PO4). Cuenta con tres átomos de hidrógeno, uno de fósforo y 4 de hidrógeno.
  • Ácido nítrico (HNO3). Se compone de un átomo de hidrógeno, uno de nitrógeno y tres de oxígeno.
  • Ácido perclórico (HClO4). Contiene un átomo de hidrógeno, uno de cloro y cuatro de oxígeno.
  • Ácido sulfhídrico (H2S). Cuenta con dos átomos de hidrógeno y uno de azufre.
  • Ácido acético (CH3COOH). Está compuesto por dos átomos de carbono, cuatro de hidrógeno y dos de oxígeno.
  • Ácido yodhídrico (HI(ac)). Se compone de un átomo de hidrógeno y uno de yodo.
  • Ácido succínico (C4H6O4). Cuenta con cuatro átomos de carbono, seis de hidrógeno y cuatro de oxígeno.
  • Ácido bromhídrico (HBr(ac)). Está conformado por dos átomos, uno de hidrógeno y el restante de bromo.
  • Ácido cítrico (C6H8O7). Se forma con seis átomos de carbono, ocho de hidrógeno y siete de oxígeno.
  • Ácido oxálico (H2C2O4). Contiene dos átomos de hidrógeno, dos de carbono y cuatro de oxígeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.