Saltar al contenido

Ejemplos de alimentos perjudiciales para los niños

Existen una serie de alimentos perjudiciales para los niños y los más pequeños de la casa merecen siempre el mayor cuidado. La comida es uno de los principales motivos por los que, muchas veces, los padres cometen errores al momento de preparar el almuerzo o la cena pensando, quizá, que un niño pequeño puede comer cualquier cosa.

Existen una serie de alimentos perjudiciales para los niños que pueden ser divididos acorde a cada edad. Es aconsejable no darles ciertas comidas porque no les permiten mantener una buena salud. Si bien los alimentos deben ser similares a las de los adultos, hay que tener en cuenta que ciertos platillos están completamente desaconsejados por los pediatras y por los expertos en nutrición.

ejemplos de alimentos perjudiciales para los niños

Es importante cuidar la alimentación de los más pequeños desde que nacen y durante toda la infancia.

Ejemplos de alimentos perjudiciales para los niños

Para los menores de un año

Leche de vaca: si bien es el alimento esencial, no es aconsejable darle leche de vaca a menores de un año pues contienen un gran exceso de proteínas y minerales que pueden ser perjudiciales para la salud de sus riñones.

Leches vegetales: este tipo de bebidas, preparadas a base de almendras, avena, quinoa y soja, entre otras, no deben ser incluidas en el plan alimenticio de los más pequeños debido a que no cuentan con el suficiente valor nutricional.

Sal: no hay que darle sal a los niños menores de un año. Su organismo no está completamente maduro y, además, altera el sabor de las comidas que el menor está comenzando a probar.

Azúcar: al igual que la sal, modifica el sabor de las comidas notablemente.

Miel: este alimento no es pasteurizado y, por lo tanto, puede ser muy perjudicial para la salud de los niños.

Espinacas y acelga: las verduras de hojas verdes contienen un alto nivel de nitratos que pueden ser tóxicos para la salud del niño.

Es importante tener en cuenta que los alimentos deben estar cocidos correctamente. No es aconsejable darle a un niño menor de un año ningún tipo de comida cruda a menos que se trate de algunas frutas permitidas por el médico pediatra.

Remolacha o betabel: de acuerdo a los pediatras, no es aconsejable que los niños menores de un año consuman remolacha tanto por su gran cantidad de azúcar como por su alto contenido de nitratos.

Comidas picantes: el paladar de los pequeños no está preparado para soportar las comidas picantes y, obviamente, el condimento puede ser muy perjudicial para la salud intestinal del pequeño.

Bebidas energizantes y gaseosas: al contener grandes cantidades de azúcar, cafeína y taurina, están contraindicadas para los niños de cualquier edad.

Menores de tres años

Lacteos descremados: si bien los niños pequeños ya a esta edad pueden comenzar a tomar leche de vaca, es importante que la misma no sea descremada. La grasa de la leche favorece la absorción de la vitamina D y de la A.

Frutos de mar: este tipo de alimentos cuentan con una gran cantidad de cadmio. Este es un metal que se acumula dentro del organismo y que puede provocar problemas renales.

Menores de seis hasta diez años

Frutos secos enteros: al ser alimentos que no se deshacen en la boca, pueden provocar asfixia si se deslizan accidentalmente hacia la garganta.

Pez espada, atún y tiburón: por su alto contenido de mercurio, este tipo de carne no está permitida para niños de ninguna edad. Solo los mayores de 10 años podrán consumir unos 120 gramos mensuales.

Sushi: este alimento, que es tan tradicional en la cocina japonesa, puede ser muy perjudicial en la salud de los niños. Esto ocurre porque puede contener todo tipo de parásitos que son capaces de provocar diferentes infecciones.

Carne cruda: como es de público conocimiento, consumir carne cruda y sin refrigerar puede provocar diferentes infecciones. Algunas de ellas son la toxoplasmosis o la salmonelosis.

Leche sin pasteurizar: al igual que con la carne cruda, es aconsejable evitar el consumo de leche que no haya pasado por el proceso de pasteurización.

Huevos crudos: al igual que la carne cruda, los huevos crudos pueden provocar salmonelosis lo que puede ser peligroso en los niños pequeños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.