Ejemplos de antiácidos

Los antiácidos son un tipo de sustancias que tienen el poder de inhibir o eliminar la acidez del estomago. Este tipo de ardor o quemazón puede ser muy molesto, pues se siente desde el estómago hasta el esófago.

Por naturaleza, el estómago emite ciertas sustancias que son ácidas y que son las que permiten que los alimentos se “procesen” y puedan ser digeridos. Si bien el estómago cuenta con membranas fuertes que permiten que el ácido no lo afecte. Esto no ocurre con el esófago que es donde se siente esa sensación tan desagradable de ardor.

Ejemplos de antiacidos

Los antiácidos contrarrestan la acidez estomacal.

Causas de la acidez estomacal

La acidez de estómago puede tener diferentes causas tales como el consumo de gaseosas o de bebidas especiadas. También puede surgir por cuestiones de salud por enfermedades como la hernia de hiato. Recostarse luego de haber comido sin dejar pasar un tiempo puede influir en la aparición de la acidez así como también el consumo de bebidas alcohólicas o de una gran cantidad de comida de manera abrupta.

Cómo actúan los antiácidos

Cualquier antiácido actúa de manera tal que contrarresta la acidez debido a que se trata de una sustancia alcalina que puede ser neutralizada o inhibida. Un grupo de estas sustancias se denominan citoprotectores , pues protegen la mucosa gástrica y las paredes de todo el sistema digestivo. Por otro lado, también encontramos los inhibidores de la bomba de protones que reducen la cantidad de ácido que produce el estómago.

Ejemplos de antiácidos

  • Bicarbonato de sodio: fácil de conseguir en farmacias y diferentes locales comerciales.
  • Carbonato de calcio: compuesto que abunda en la naturaleza en los moluscos y también en ciertas rocas.
  • Esomeprazol: es un inhibidor de la bomba de protones que disminuye el 90% de la producción de ácido.
  • Hidróxido de aluminio: se emplea en caso de existencia de úlceras para evitar el ardor estomacal.
  • Hidróxido de magnesio: se la conoce como leche de magnesio y también se suele emplear como laxante.
  • Lansoprazol: es un inhibidor de la bomba de protones que previene todos los trastornos que puede causar la acidez tales como las úlceras.
  • Omeprazol: se trata de un inhibidor de la bomba de protones que disminuye la acidéz en un 80%. No debe ser consumido por más de 4 semanas.
  • Rabeprazol: este inhibidor de la bomba de protones es empleado en tratamientos contra la acidez a corto plazo.
  • Sucralfato: es un citoprotector que contrarresta algunos de los síntomas que produce la hiperacidéz gástrica. Debe ser consumido con el estómago vacío, es decir antes de consumir cualquiera de las 4 comidas principales. Es muy efectivo también en caso de úlcera gástrica y/o del duodeno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *