Saltar al contenido

Ejemplo de coloides

Cuando hablamos de coloides nos referimos a diferentes tipos de mezclas que son homogéneas y que, en caso de colocarlas bajo un microscopio, nos permiten distinguir las partículas de algunas de las sustancias que la componen.

Los coloides fueron descubiertos por un químico escocés llamado Thomas Graham en el año 1861. El científico relacionó estas partículas con la imposibilidad que las mismas tenían de pasar por los filtros de los tamices. Esto no ocurría con las muestras completamente homogéneas que sí lo hacían tal como ocurre al diluir una pequeña cantidad de azúcar en agua.

"Ejemplos

Características de los coloides

Las partículas denominadas coloides tienen el tamaño suficiente como para dispersar la luz pero no son tan pequeñas como para lograr precipitarse y separarse cuando se realizan diferentes procedimientos químicos con ellas.

Cada una de las partículas de los coloides puede alcanzar un diámetro de entre un nanómetro (1e-9 metros) y un micrómetro (1e-6 metros). Al no ser tan pequeñas, es necesario agitar la sustancia en la que se encuentran para que el resultado sea el esperado tal cual sucede cuando vamos a utilizar un aerosol de pintura o un desodorante de ambiente e inclusive un spray corporal con perfume.

Los componentes que conforman los coloides se denominan dispersantes y dispersos. Es importante recalcar que la cantidad de dispersante siempre es mucho mayor que la de los dispersos que se encuentran en la solución. Es por eso que siempre presentan las características de ser una mezcla completamente homogénea.

Para qué se emplean los coloides

Los coloides se utilizan como parte de diferentes materiales industriales tales como los plásticos, los insecticidas, las pinturas, los detergentes, distintos tipos de adhesivos y alimentos de todo tipo.

Existen coloides del tipo hidrofílicos, es decir que son aquellos que aceptan el agua y también los hidrofóbicos los cuales la repelen. Si bien algunos son simples, otras presentan fases conformadas por diferentes tipos de redes entrecruzadas las cuales se llaman coloides múltiples y que cuentan con un dispersante que coexiste entre dos o más fases que se encuentran separadas y están divididas.

Los tipos de coloides que se conocen hasta el momento son los aerosoles, las emulsiones, la espuma y el gel, entre otros.

Es posible observar las partículas coloidales con una simple linterna enfocándola sobre la sustancia. La observación del haz de luz a través de las partículas se denomina efecto Tyndall. Con ese mismo experimento, también nos permite conocer cuál es el movimiento aleatorio que tienen las partículas en dicha mezcla. En este caso, recibe el nombre de movimiento Browniano.

Ejemplos de coloides

Arcillas silicatadas
Crema de leche
Detergentes
Dextranos
Gelatina
Goma espuma
Hidroetilalmidones
Humo
Leche
Materia orgánica de todo tipo
Niebla
Pinturas al látex
Plasma
Rubí
Smog (humo contaminante)
Sílica gel
Tejido óseo
Todo tipo de derivados de la albúmina
Óxido de titanio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.