Ejemplos de dialectos

Los dialectos son variantes regionales que transforman una lengua. Se trata de un tipo de modalidad del lenguaje que se habla en regiones determinadas de un país. Un ejemplo de esto es la lengua que se habla en Andalucía -el andaluz- que, si bien tiene raíces españolas, presenta muchos vocablos que son completamente diferentes.

En resumen, los dialectos son lenguas habladas y comprendidas solo por un pequeño grupo de personas. Puede decirse que se trata de un idioma autóctono que, por lo general, no se encuentra escrito. Por ejemplo, en Marsella se habla un tipo de francés diferente al que se habla en otras regiones de Francia. Lo mismo ocurre con el italiano que se habla en Nápoles o en Sicilia. Esto significa que tanto el francés hablado en Marsella como el italiano hablado en Nápoles o en Sicilia son considerados dialectos mientras que el italiano o el francés hablados en el resto de ambos países son considerados idiomas estándar.

Ejemplos de dialectos

Los dialectos son variaciones de diferentes idiomas.

Características básicas de los dialectos

Existen determinadas características que hacen que un dialecto sea considerado como tal por los expertos en el idioma:

Es importante que al hablarlo sea posible distinguir una porción de palabras del idioma original. En caso contrario, si difiere por completo es considerado un nuevo idioma sobre todo si incluye barbarismos y neologismos.

Los dialectos deben ser importantes para la interacción entre las personas que pertenecen a determinados grupos étnicos y que necesitan encontrar una forma de comunicación que les sea fácil de llevar y que no se expanda más allá de los límites de la región. Cuando hablamos de un idioma, hacemos mención de una lengua que fue adoptada por un país entero o por regiones o continentes, como ocurre con el inglés, el portugués o el español. Sin embargo, los dialectos no siempre son tomados como lenguajes oficiales por lo que no es probable que se encuentre gramática escrita que imponga las reglas sobre su uso.

Los expertos aseguran que los idiomas surgieron a partir del cruce de diferentes dialectos que se fueron modificando con el paso del tiempo.

En cuanto a su origen etimológico, la palabra dialecto proviene del latín dialectur que a su vez tiene su origen en el griigo dialectós (διάλεκτος). Hace referencia, principalmente, a la variación de una lengua determinada por los límites geográficos. Hace dos milenios atrás, la palabra dialecto era utilizada por los griegos para definir las variantes de su lengua madre, es decir a todas las variedades del griego. .

Ejemplos de dialectos alrededor del mundo

Alemannisch (alemán)
Andaluz (español)
Aragonés (español)
Bayrisch (alemán)
Cajún (francés)
Extremeño (español)
Flamenco (holandés)
Fukianés (chino)
Jónico (griego)
Limeño (español)
Mandarín (chino)
Murciano (español)
Piamontés (italiano)
Rioplatense (español)
Schwizerdütsch (alemán)
Schwäbisch (alemán)
Scouse (inglés británico)
Sächsisch (alemán)
Taiwanés (chino)
Toscano (italiano)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *