Saltar al contenido

Ejemplos de enfermedades no infecciosas

Las enfermedades no infecciosas, que también en algunos casos se transforman en crónicas, son trastornos de la salud de larga duración y que progresan en forma lenta. Lamentablemente, son la causa de muerte e incapacidad más común en nuestros días.

Muchas de estas enfermedades no son curables y requieren de tratamientos paliativos con el fin de mejorar la calidad de vida del paciente. Otras, por el contrario, presentan una cura efectiva por lo que no entrarían dentro de las llamadas “enfermedades crónicas”.

Ejemplos de enfermedades no infecciosas

El asma es una enfermedad no infecciosa que produce obstrucción en las vías respiratorias y en los pulmones

Ejemplo de enfermedades no infecciosas

  • Anemia: es la falta de hierro en la sangre lo cual puede causar debilidad y cansancio extremos.
  • Anorexia nerviosa: es un trastorno mental en el que la persona se ve más obesa de lo que en realidad es y que la lleva a dejar de comer por una gran cantidad de días. Suele darse en muchachas adolescentes aunque muchos varones también la padecen.
  • Artrosis: consiste en la inflamación de las articulaciones las cuales poco a poco pierden la movilidad.
  • Asma: enfermedad no infecciosa que obstruye los pulmones y no permite al individuo respirar libremente.
  • Bronquitis crónica: se trata de una enfermedad crónica en la que los bronquios se ven afectados. Tiene su origen en el consumo de cigarrillos y también en la contaminación de ambiente.
  • Bulimia: es un trastorno similar a la anorexia. La diferencia radica en que la persona perjudicada tiene atracones de comida. A continuación, se provoca vómitos para evitar digerir cualquier tipo de alimento.
  • Cáncer: el cáncer es una enfermedad no infecciosa que puede atacar cualquier parte del cuerpo. Las células cancerígenas pueden provocar diferentes fallos en el organismo y provocar el crecimiento de tumores.
  • Cataratas: suceden cuando el cristalino de uno de los ojos se cubre con una capa opaca y no permite el paso de la luz.
  • Ceguera: pérdida de visión en uno o en ambos ojos.
  • Daltonismo: es la imposibilidad de distinguir ciertos colores. En casos extremos, la persona solo ve en blanco y negro.
  • Diabetes: consiste en la disminución de la secreción de insulina por parte del páncreas.
  • Hipertensión: es aumento de la presión arterial.
  • Hipoacusia: consiste en la disminución o pérdida de la audición en uno o en ambos oídos.
  • Mal de Alzheimer: es una enfermedad en la que la persona pierde la memoria y, poco a poco, la capacidad de pensar. Es muy común en un grupo de personas de la tercera edad.
  • Obesidad: es el exceso de grasa corporal.
  • Raquitismo: su origen tiene que ver con la falta de calcio en los huesos lo que provoca su deformidad en las articulaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.