Saltar al contenido

Ejemplos de hidrácidos

Los hidrácidos son compuestos químicos formados por la combinación de átomos de un metal halógeno como ocurre con el fluor, el bromo, el yodo y el cromo (que se encuentran en el grupo VII de la tabla periódica) o de elementos anfígenos tales como el selenio, el telurio y el azufre (ubicados en el grupo VI de la tabla periódica). Este compuesto recibe el nombre de ácido hidrácido o el de ácido binario.

Todos los hidrácidos que se forman con metales halógenos actúan con el estado de oxidación -1 mientras que los que se conforman con los anfígenos trabajan con el estado de oxidación -2. Los primeros se redactan como HX y los segundos como H2X, siendo H el hidrógeno y X el elemento restante. Es importante no confundirlos con los hidruros en los que el hidrógeno se combina con cualquier elemento de la tabla periódica.

Ejemplos de hidrácidos

Los hidrácidos están compuestos por hidrógeno y otro elemento de la tabla periódica.

Características de los hidrácidos

Son elementos cuya principal característica es la de no contener oxígeno y siempre combinan dos átomos de elementos diferentes (incluyendo, claro está, el hidrógeno). Se nombran utilizando la nomenclatura general como ocurre con el ácido fluorhídrico y con la nomenclatura de Stock en la que debemos escribir fluoruro de hidrógeno.

Cuando un halógeno se combina directamente con un hidrógeno se llama haluro. Se trata de un ácido fuerte en el que no se incluye el flúor. La fuerza ácida del elemento se incrementa a medida que aumenta el número de la masa atómica, siempre y cuando se recorra la tabla periódica de arriba hacia abajo.

Cuando tenemos una solución muy concentrada de este tipo de ácidos, no es raro encontrar que se libera una especie de humo o vapor de color blanco.

Cuáles son los usos de los hidrácidos

Los hidrácidos se emplean en muchas industrias químicas, sobre todo en lo que respecta a los productos de limpieza del hogar y en los artículos de tocador. Un ejemplo palpable de esto lo encontramos en los jabones de tocador, pues contienen hidrácidos en cantidades bajas. También se encuentran en las pastas dentales y en el champú. Cuando se concentran en mayor porcentaje, su uso es más específico como puede ser destapar cañerías.

En el interior de nuestro cuerpo también encontramos hidrácidos. Los jugos gástricos, que disuelven los alimentos y ayudan en la digestión son un ejemplo de esto, pues contiene ácido clorhídrico. Este hidrácido permite que el ácido del estómago mantenga un pH dentro de los 2 puntos o menos lo cual ayuda a degradar alimentos.

Ejemplos de hidrácidos

Ácido clorhídrico, HCl(ac) – compuesto por cloro

Ácido sulfhídrico, H2S(ac) – compuesto por azufre

Ácido bromhídrico, HBr(ac) – compuesto por bromo

Ácido selenhídrico, H2Se(ac) – compuesto por selenio

Ácido yodhídrico, HI(ac) – compuesto por yodo

Ácido telurhídrico, H2Te(ac) – compuesto por telurio

Ácido fluorhídrico, HF(ac) – compuesto por fluor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.