Saltar al contenido

Ejemplos de ironía

Cuando hablamos de ironía nos referimos a una frase en la que el emisor del mensaje dice una cosa utilizando un tono que da a entender todo lo contrario. Solo es una forma de comunicación que es válida en ciertas conversaciones y el interlocutor es necesario que se de cuenta que se trata de un tono irónico.

Etimológicamente hablando, el vocablo ironía tiene su origen en el griego y se asocia con la oratoria y los discursos. El padre de la ironía puede decirse que fue Sócrates cuando realizaba los debates. Su principal fin es el de convencer a los sofistas por medio de su famoso método de enseñanza que consistía en hacer preguntas.

Ejemplos de ironía

Alguien que hace uso de la ironía puede parecer positivo pero expresa cosas totalmente negativas.

La ironía tiene un pariente muy cercano que es el sarcasmo, el cual consiste en una expresión de burla por medio del discurso irónica. Esto significa que, en lugar de decir algo malo de una persona, se lo califica en forma positiva de tal manera que todos los que escuchan se den por enterados que, en realidad, la crítica es negativa.

Características de la ironía

  • Ser irónico permite que la persona que conversa presente cierta cuota de humor en sus comentarios.
  • Permite decir algo sin ir al punto directamente lo cual permite mantener la calma si existen problemas subyacentes. Es decir que la tolerancia es apreciada por aquel que es irónico.
  • Suele exagerar verdades.
  • Permite que se le den a las personas cualidades propias las cuales pueden resultar irónicas en ciertos tipos de situaciones pero que permiten establecer comparaciones tanto positivas como negativas y sacar las propias conclusiones.

Ejemplos de ironía

  • ¡Menos mal que no te hice caso! (en referencia a un consejo mal dado).
  • ¿No te cansas de hacer tantas cosas todo el día? (madre reprochandole a su hijo que está todo el día acostado sin hacer nada)
  • Me importa muchísimo tu opinión (refiriéndose a opiniones no pedidas)
  • Me fascina estar 12 horas parada trabajando (refiriéndose a extensas horas de trabajo mal pagadas)
  • ¡Qué hermoso! la pase llorando todo el día por culpa de mi pareja (se refiere a una joven que rompió con su novio)
  • ¿Estás segura que no necesitas más tiempo? (hombre hablando con una mujer que tarda mucho en arreglarse).
  • ¡Qué hermosa es tu amiga! (en referencia a una mujer que no es nada agraciada).
  • Es verdad, el tonto soy yo y la inteligente eres tú (léase a modo de reproche).
  • ¡Al fin llegaste! ¡Pensé que ibas tardar más! (en tono de fastidio luego de una espera de más tiempo del deseado).
  • Nunca comí algo tan bien cocinado (en referencia a la comida cruda o quemada).
  • Sigue durmiendo que la tarea de la escuela se va a hacer sola (madre reprochándole a su hijo que no hace los deberes escolares).
  • Antes no se podían ni ver, ahora son como carne y uña (en referencia a una falsa amistad).
  • ¿Tienes frío? ¿quieres una frazada? (hablando con alguien que está muy abrigado un día de mucho calor).
  • ¡La pasamos tan bien! El auto se averió, no encontramos una estación de servicio en kilómetros y perdimos el camino, fue el viaje de nuestros sueños.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.