Ejemplos de lenguaje algebraico

Llamamos lenguaje algebraico a aquel tipo de escritura en la que se emplean símbolos, números y letras para expresar diferentes tipos de operaciones matemáticas. Un ejemplo de este tipo de expresión puede ser 3x + 1 = 0 o 3X + 3Y = 12.

El lenguaje algebraico se utiliza para muchas actividades cotidianas, aunque parezca extraño. Muchas de las frases utilizadas pueden tener cierto grado de complejidad debido a la gran cantidad de variables que se manejan

Ejemplos de lenguaje algebraico

El lenguaje algebraico utiliza letras y números para formular sus expresiones.

Cómo expresar el lenguaje algebraico

Se puede pensar que expresar el lenguaje algebraico en palabras que usamos todos los días puede ser difícil, sin embargo esto no es tan así, pues lo hacemos sin darnos cuenta cuando decimos, por ejemplo, “necesito saber cuánto es el triple de esa medida”.

En este caso es necesario averiguar la respuesta y, es muy probable que remplacemos–algebraicamente hablando – dicha incógnita en una X que representa el resultado. La cuenta se vería de la siguiente manera:
3 * 6 = X. En este caso, el 3 se refiere al triple, el 6 a la medida y la letra X es la incógnita que necesitamos conocer. Solo debemos multiplicar 3 * 6 para conocer el valor de la misma. También se puede referir al doble de un número como 2X cuando no se tiene en claro cuál es dicha cifra.

El lenguaje algebraico se puede utilizar para hacer todo tipo de operaciones matemáticas tanto sumas como restas, multiplicaciones, divisiones, radicación y potenciación.

¿Para qué sirve el lenguaje algebraico?

El lenguaje algebraico presenta una gran ventaja al momento de leer las ecuaciones a realizar. Es una forma abreviada de expresar cálculos que, de otra manera, serían muy largos y tediosos de analizar.

Por lo general se trata de sustituir con letras del alfabeto las diferentes cifras para encontrar igualdades. Por convención, suele usarse la letra X de manera más común aunque eso no implica que se puedan emplear otras letras como la Q, la A o la B, por ejemplo.

Hagamos un poco de historia

El lenguaje algebraico no es algo nuevo. En la antigüedad, los egipcios y los árabes realizaban cálculos matemáticos que contenían este tipo de símbolos. Con el paso del tiempo, al llegar a la Edad Media, los musulmanes comenzaron a desarrollar este tipo de cálculos. El creador de la primera ecuación algebraica con letras y números fue François Viete (1540-1603). Sin embargo, no fue hasta 1631 en que se comenzó a utilizar la cruz para la multiplicación además del símbolo de la proporcionalidad (∝) que se emplean hoy en día.

Ejemplos de lenguaje algebraico

X – 2 (cualquier cifra disminuida en dos)
2X (número par)
2X + 1 (número impar)
3X (triple de un número)
X (cualquier número)
Y, X (2 números diferentes)
X + Y (suma de dos números)
Y- X (resta de dos cifras)
X * Y (multiplicación de dos números)
X/Y (división de dos cifras)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *