Ejemplos de tilde diacrítica

Las tildes diacríticas se utilizan para distinguir palabras que se escriben y pronuncian igual, pero tienen diferentes significados. Ese tipo de palabras lleva el nombre de homógrafas.

Para saber cuál de estas palabras homógrafas es la que se quiere usar en un texto, se le añade una tilde diacrítica que no cambia en nada su pronunciación, lo que las diferencia de los acentos ortográficos.

Ejemplos de tilde diacrítica

  • Té: Voy a tomar una taza de té ¿Quieres que te lleve una?
  • Sé: Ya sé la verdad y por fin fin se hará justicia

La tilde diacrítica se usa para distinguir palabras que se escriben y pronuncian igual

  • Mí: Ahora me toca a mí tocar la sonata en mi menor
  • Qué: ¿Qué te pasó? Quiero que estés bien

  • Cómo: ¿Cómo está el almuerzo? Me como tres platos
  • Quién: ¿Quién fue el que acusó a Matías? Seguro fue la persona con quien hablo el detective
  • Cuándo: ¿Cuándo llegarás a casa? No sabes lo que te espera cuando llegues
  • Sí: Sí, ya termine de trabajar, espero llegar pronto si es que no hay demasiado tráfico
  • Dónde: ¿Dónde estás hijo? Espero que no sea donde te prohibí ir
  • Él: Él es una buena persona, me lo dice el tono de su voz
  • Dé: Quiero ver la cara de María cuando le dé el anillo de brillantes
  • Aún: Aún no puedo salir, aun con las ganas que tengo
  • Más: Me esforcé lo más posible, mas no pude lograrlo
  • Éste: Éste no quiere pagar por el viaje al este de Asía
  • Ó: Vamos a comer carne o pollo ¿Quieres 1 ó 2 pedazos?