Saltar al contenido

Ejemplos de elipsis

Cuando hablamos de elipsis nos referimos a una figura retórica en la que se quitan ciertos vocablos para acortar las oraciones. Un ejemplo de esto es “más vale pájaro en mano que cientos (de pájaros) volando”. La oración se leerá como “más vale pájaro en mano que cientos volando”. En la misma se sobre entiende que se hace alusión a los pájaros, aunque esa palabra fue suprimida.

Por lo general, las palabras que más se suprimen por la elipsis son los pronombres posesivos, los personales, los sustantivos y también los verbos y los artículos. Es uno de los recursos más empleados en la literatura y también en el lenguaje que usamos todos los días, pues nos permite no ser reiterativos al usar la misma palabra más de una vez en la misma oración. Cuando vamos a la panadería y decimos “un kilo por favor”, señalando los panes, se sobreentiende que hablamos de lo que venden en la panadería sin necesidad de mencionar el sustantivo “pan”.

Ejemplos de elipsis

La elipsis es un recurso muy utilizado en la literatura.

La elipsis como recurso literario

Como venimos diciendo, la elipsis es uno de los recursos literarios más utilizados en el cine y también en la publicidad. El principal fin será el de convencer al receptor por medio de diferentes mensajes en los que se sustituyen las distintas palabras por las imágenes adecuadas.

Es muy común encontrar elipsis en los refranes populares como puede ser “lo bueno si breve, dos veces bueno”. En este caso se elimina el verbo “será”. La oración sin el elipsis quedaría como “lo bueno si breve será dos veces bueno”.

Ejemplos de elipsis

Matías vino caminando y Juan en su auto (se eliminó el verbo “venir”).
Ayer fui a comprar rosas, hoy orquídeas (se omitió el verbo “comprar”).
Martina tiene novio, Juana aún no (se omitió la frase “tiene novio”).
En la granja, las gallinas blancas pusieron huevos y las coloradas también (se omitió “pusieron huevos”).
Mi bufanda es de color blanco y verde y la tuya rosa y púrpura (se omitió el verbo “ser”).
Nosotros traemos las tartas, ustedes las bebidas y ellos el postre (se eliminó el verbo “traer”).
La película que vimos anoche nos encantó, la de hoy, no (se omitió la frase “nos gustó).
Para brindar los hombres deben vestir de traje y las mujeres de vestido largo (se omitió la frase “deben vestir”).
Nunca más viajaré en esta aerolínea, mejor elijo otra (se eliminó la palabra “aerolínea”).
Teníamos dolor de cabeza y también de espalda (se omitió la frase “dolor de”).
Siempre me gustó jugar a los dados y también a las cartas (se hizo omisión de la frase “jugar a”).
Nunca supe cómo jugar al ajedrez, pero a las damas sí (se hizo omisión de “jugar a”).
Ayer me puse a pintar las paredes y mi hermano me ayudó (se eliminó la frase “a pintar las paredes”).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.