Saltar al contenido

Ejemplos de enunciados desiderativos

Los enunciados desiderativos son oraciones que por si sola adquieren sentido. Este conjunto de palabras cuenta con un sujeto, un núcleo verbal y un predicado. Cada uno de estos enunciados, por si mismos, expresan un deseo o anhelo por parte del hablante. Comienzan siempre con una letra mayúscula y finalizan con un punto que puede ser aparte o seguido.

Los enunciados desiderativos también reciben el nombre de optativos, pues la persona que los pronuncia es quien elige algo específico entre varias opciones. Por ejemplo en la oración “ojalá vayamos a la playa la semana próxima”, el tiempo es una opción pues podría haber dicho “ojalá vayamos a la playa mañana”.

Ejemplos de enunciados desiderativos

Los enunciados desiderativos son aquellos que expresan el deseo o el anhelo de quien los expresa.

Las oraciones desiderativas comienzan con el vocablo “ojalá”, “anhelo”, “deseo” o “que” y el verbo que la compone se conjuga en subjuntivo. Por lo general, su tono es de exclamación y quien la realiza está muy implicado en la frase. Cabe destacar que son oraciones en las que no se expresan ordenes sino más bien deseos.

Ejemplos de enunciados desiderativos

  • Tengo la esperanza de que esta vez voy a conseguir el puesto por el que estoy compitiendo hace más de un año.
  • Ojalá que mañana salga el sol y podamos disfrutar de este día de campo que tanto planeamos.
  • Deseo que Marcos y Martina sean felices después de su linda boda.
  • ¡Que tengas un gran vuelo y que tu viaje sea inolvidable!
  • Ojalá que el partido de fútbol transcurra en calma y que los jugadores no pierdan la paciencia tan rápido como la semana pasada.
  • Espero llegar pronto a mi casa, la tormenta que se avecina no se ve para nada amistosa.
  • ¡Que disfrutes mucho tus vacaciones en la montaña!
  • Ojalá el examen de matemática no sea tan difícil como el de la última vez.
  • Que tengas una hermosa Nochebuena y una estupenda Navidad.
  • Anhelo estar acostada al sol tomando un trago mientras las olas del mar mojan mis pies, dijo María.
  • Espero poder disfrutar de mis vacaciones sin ningún tipo de interrupción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.