Saltar al contenido

Ejemplos de epítetos

Los epítetos corresponden a figuras retóricas que se emplean como un recurso literario especialmente en la poesía. Consiste en agregar adjetivos que no son necesarios a una palabra ya que describen algo que es más que obvio y que tiene que ver con el sujeto o el objeto descrito como ocurre con “fuego caliente” o con “dulce miel”.

Si bien puede ser que los epítetos sean innecesarios, muchas veces le agregan belleza al texto debido a que resaltan alguna idea en particular acerca del mismo. Por lo general, son empleados para reforzar la descripción de cualquier tipo de sustantivo común o propio con adjetivos que no aportan ningún tipo de información nueva al respecto. El vocablo proviene del latín “epitheton” que tiene su origen del griego “επιθετον” que se lee como epitheton y se significa “agregado”.

Ejemplos de epítetos

Los epítetos son adjetivos que se le agregan al sujeto que lo describen aunque muchas veces suelen ser innecesarios.

Uso de los epítetos a través de la historia

Los epítetos eran empleados como figuras literarias comunes en los textos que se escribieron durante el renacimiento.

Los epítetos fueron un tipo de recursos literarios que eran empleados en la antigüedad. Se solían colocar junto con el nombre de dioses, héroes o reyes para resaltar algún tipo de cualidad que era visible.

Muchos personajes históricos, hoy en día, son conocidos por sus epítetos en lugar de por sus nombres verdaderos como ocurre en el caso de Alejandro III de Macedonia, el conquistador, al que se referían con el epíteto de “el Magno” o con Simón Bolivar que es llamado “El Libertador”. Desde el antiguo Egipto ya se comenzó a usar este recurso para nombrar a los personajes más famosos y admirados como ocurría con los faraones que recibían el nombre de “toro victorioso” o a algunos dioses como Amón, el dios de la creación, que era llamado “el oculto”, “padre de todos los vientos”, “alma del viento” o “aquel que habita en todas las cosas”, entre otros.

Tipos de epítetos

Objetivos: son aquellos que describen cualidades objetivas del sustantivo y que brindan una descripción del mismo.
Subjetivos: tienen que ver con la expresión de cualidades subjetivas basadas en las ideas morales de quien los emplea. Pueden ser positivos, llamados también apreciativos o negativos, conocidos también como peyorativos.

Ejemplos de epítetos

La blanca nieve.
El fuego ardiente.
El trigo amarillo.
Las blancas nubes de algodón.
El cálido sol.

En la literatura universal

“Por donde un agua clara con sonido
atravesaba el fresco y verde prado.
Cual queda el blanco lirio cuando pierde
su dulce vida entre la hierba verde.
Por ti la verde hierba, el fresco viento
el blanco lirio y colorada rosa
y dulce primavera me agradaba…”- Garcilaso de la Vega.

“Existe un lugar aún en el que,
los inviernos son blancos,
las aguas azules y el bosque verde” -P. Del Castillo

“Dos rojas lenguas de fuego
que a un mismo tronco enlazadas
se aproximan y, al besarse,
forman una sola llama.”-Gustavo Adolfo Bécquer, “Rima XXIV”

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.